BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Las promesas y los divinos milagros del Santo Cristo en Bayaguana

Las promesas y los divinos milagros del Santo Cristo en Bayaguana

Fruto de las históricas devastaciones de Osorio en la región norte de la isla, por aquel entonces, de Santo Domingo, la población, específicamente en Puerto Plata, los pueblos de Bayahá y Yaguana, inicia un largo peregrinaje hasta fundar en 1606, la comunidad de Bayaguana. Situada en la provincia Monte Plata, con una posición geográfica privilegiada en el Noreste del país, que les permite comunicarse con los pueblos del Norte y del Este, además, del directo intercambio de culturas, costumbres, hábitos, tradiciones, músicas y folklores. Ahora bien, ¿cuál es el punto de partida de la veneración al Santo Cristo de los Milagros?

Cuenta la tradición oral que éste, como su historia lo narra se encontró fortuitamente en las playas de Bayajá cerca de lo que hoy es Fort Libert. La imagen, hallada en la orilla, se cree que la portaba algún barco español como parte de la práctica religiosa de aquel momento y antes de que naufragara, la tripulación la lanzó al mar como invocación en contra de la tormenta.

La historia oral, viva en Bayaguana, mantiene en el imaginario de sus pobladores que una fuerte sequía que azotó la región fue la fuente que originó la devoción. De hecho, algunos ganaderos tomaron la iniciativa de donar y ofrecer becerros al Santo Cristo para que con sus poderes trajera la lluvia.

Aquellos primigenios moradores levantaron para su Cristo una humilde capilla, pero con el devenir de los tiempos y el crecimiento de la población decidieron erigir un Santuario. Una obra que comenzara a construirse por el Padre Ambrosio Caraballo en el año 1789 y que se terminó de manos del Padre Juan de Jesús Fabián y Ayala. Su estilo es colonial y la parroquia está dedicada a San Juan Bautista, porque también contribuyeron a su fundación los habitantes de San Juan de la Maguana.

La imagen, tallada en madera y con un tamaño de más de un metro de largo, representa a Cristo crucificado. Su construcción es acabada y las facciones de su cara son perfectas, sin notarse en él desproporción. La figura se encontró sin cruz y fue gracias al fervor de los feligreses que se elaboró una cruz de madera. Los brazos los conforman unas bisagras de metal a modo de goznes, lo que indica que se construyó para celebrar el descenso del Señor y colocarlo en el Santo Sepulcro.

Continuar leyendo... bacana 31

TEXTO: Francis Torres; IMAGENES: Suresh

Etiquetas: Tradiciones

ga('send', 'pageview');