BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
La Vieja Belén

El último chance se lo juega la Vieja Belén

Cada país tiene su particular forma de vivir la navidad; sin embargo República Dominicana cuenta con particularidades y diferencias muy marcadas con respecto a otros países vecinos.

Por ejemplo, en Centroamérica predomina el 25 de diciembre la fecha en que los niños reciben sus regalos, en nuestro país es el seis de enero. La llegada de los Reyes Magos es la que embarga a todos los chicos de alegría pues sabrán que habrán muchos presentes que dejaron los célebres visitantes.

Tampoco es muy común escuchar villancicos. De hecho, son los merengues viejos (éxitos de los años 70 y 80) los que anuncian la llegada de la navidad. Pero de todas estas diferencias, hay un personaje muy peculiar que resalta durante la época del que no se oye en ninguna otra parte: la vieja Belén, aunque no siempre aparece en las fiestas navideñas ya que su presencia depende de varios factores.

En el imaginario popular, la señora es alguien muy entrada en años, que aparece misteriosamente a dejar regalos muy humildes cuando por alguna razón (generalmente son las condiciones económicas de las familias) no se ha podido entregar regalos a los niños en los días usualmente destinados para esa costumbre: 24 de diciembre (el Niño Jesús o Santa Claus, según la región y costumbre) o el seis de enero (Tres Reyes Magos). Por lo tanto, la Vieja Belén viene siempre después estas fechas, usualmente el domingo siguiente pero esto no es una regla fija.

La leyenda guarda algunas similitudes con la tradición italiana de La Befana, una anciana bonachona que hace de Santa Claus metiéndose en las chimeneas de las casas para dejar regalos a los niños, solo que esta lo hace en la víspera del día de Reyes. La leyenda pudo haber llegado a la isla por medio de los migrantes y de ahí pudo salir la versión dominicana. Más allá de su origen, lo cierto es que la Vieja Belén se convierte en la última oportunidad de muchos niños para recibir un regalos por la navidad. Se estima que son los padres en un último esfuerzo económico o los comercios que donan los juguetes que quedaron como saldo de la temporada quienes reforzaron la idea de que había esperanza de recibir algo, aun después de la pasada de los Reyes.

Al rescate de la Vieja

Como muchas tradiciones, la llegada de la Vieja Belén se ha ido arrinconando en el olvido de la memoria colectiva y en un esfuerzo por rescatar estas tradiciones varios dominicanos no se han quedado cruzados de brazos. Por ejemplo la escritora dominicana Julia Álvarez ha inmortalizado al personaje en su libro “El mejor regalo del mundo: la leyenda de la vieja Belén” donde explica que ella es un símbolo de esperanza y solidaridad con los que menos tienen.

Además, en los últimos años el restaurante típico Adrián Tropical, ha elegido el domingo después del día de Reyes para invitar a la Vieja Belén a cada uno de sus locales donde recibe con caramelos y juguetes típicos a los comensales. Así que no sufra si Santa Claus o los reyes se olvidaron de usted esta navidad, el último chance lo tiene la Vieja Belén. ​

TEXTO: Geizel Torres IMÁGENES: Archivo

Etiquetas: Tradiciones

ga('send', 'pageview');