BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
Seguridad informática

Ataque en la red

Las empresas tienen que trabajar en su capacidad para hacer frente a situaciones inesperadas. Para prevenir ciberataques hay que hacer copias de seguridad constantemente.

Casi tres décadas antes de que Wanna- Cry desatara el pánico mundial infectando en poco tiempo ordenadores de 150 países, entre ellos los de grandes empresas y hospitales, se propagó un malware (virus) que, al igual que este, secuestraba los archivos del equipo y pedía una suma de dinero para liberarlos. Fue el primer ransomware (software malicioso) del mundo: disquetes infectados que secuestraban tu PC.

En Latinoamérica, México fue el país con la mayor cantidad de infecciones registradas por WannaCry. El quinto del mundo más afectado después de Rusia, Ucrania, China e India. Según los especialistas, la región latinoamericana está expuesta a un riesgo sustancialmente mayor que el resto del mundo principalmente porque tiene el mayor porcentaje de computadoras con sistemas Windows sin actualizar. Además hay un importante problema con la piratería, con lo que las compañías se exponen de forma automática al éxito de esos ataques.

La tendencia de estas amenazas es constante y no cesa en sofisticar sus sistemas para convertir en letales sus resultados dejando a merced del mundo los datos privados de las compañías. El malware conocido como EternalRock, funciona como un gusano y utiliza siete exploits de la NSA, programas muy pequeños que permiten aprovechar una vulnerabilidad de un sistema operativo para tomar el control de la computadora, para infectar máquinas.

El miedo a perder datos y el nivel de desprotección al que pueden llegar a verse las empresas son determinantes para que las entidades creen conciencia y sean conscientes del peligro que les acecha.

Para prevenir los ataques la medida principal es hacer copias de seguridad constantemente. El riesgo siempre está presente y el precio que tienen los sistema de almacenamiento externos o en la nube son exiguos comparados con el problema de desabastecerse de información. También es importante por una parte, reforzar las contraseñas ya que uno de los errores más frecuentes es el de utilizar siempre la misma en todos los accesos y por otra, no abrir links ni archivos adjuntos ZIP (comprimidos), porque los hackers llevan a cabo sus ataques mediante este tipo de enlaces maliciosos.

En el contexto de República Digital o gobernanza digital que impulsa el gobierno dominicano a través del Ministerio de la Presidencia, el Ministerio de Educación, la Vicepresidencia y otros organismos gubernamentales; se está definiendo la seguridad en el ciberespacio como un tema de trascendencia e importancia capital.

El 43% de las compañías que sufren un ataque o un desastre donde se afecten gravemente las tecnologías de información, no vuelven a operar según una investigación realizada por Gartner, uno de los entes más reconocidos a nivel mundial en la industria de investigación tecnológica. “Las empresas tienen que trabajar en su capacidad para hacer frente a situaciones inesperadas, en la rapidez para recuperarse y en cómo aprovechan el infortunio para generar oportunidades”, explica Carlos Trujillo, Gerente de Ciberseguridad para Centroamérica, Panamá y República Dominicana de EY firma global en servicios de consultoría, auditoría, impuestos, transacciones y legal.

De hecho, en una encuesta de seguridad de la información realizada por esta firma, a todas las empresas de sus clientes en el continente americano, provenientes de industrias tan diversas como banca, servicios o retail, reveló que cerca del 57% de los encuestados consideran de muy alta prioridad, la protección de sus datos. “Hoy en día vemos gente de cualquier edad tomando en sus manos teléfonos, dispositivos y usando las redes sociales. La cuestión ahora es cómo nos mantenemos seguros y cómo hacemos frente al mal uso de esas herramientas y ataques”, añadió Trujillo.

Hemos de dar por sentado que hemos sido, somos y seremos atacados, por lo que tenemos que buscar una seguridad proactiva. Un ejemplo de ello es realizar copias de respaldo periódicas, con el fin de perder la mínima cantidad de datos si resultásemos atacados. Es fundamental conservar una política estricta de actualización del sistema y mantenerse en el último nivel de parcheo, para prevenir infecciones por código dañino que pueda ser liberado en el futuro. Sin embargo, la preocupación por este tipo de malware está muy lejos de terminar.

Más allá del uso de soporte a posteriori, es crucial planificar la seguridad y los backup para evitar problemas en el futuro. Por eso es prioritario que las empresas se apoyen en compañías especializadas en redes y mantenimiento preventivo.

TEXTO: Elena Crespo; IMÁGENES:Archivo

Etiquetas: Tecnología

ga('send', 'pageview');