BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Parto en el agua

Parto en el agua

¿hay algo más natural que un nacimiento? Este momento mágico no tiene porque desarrollarse en el marco de un quirófano, existen otras opciones como el parto en el agua que es tan segura como otra cualquiera y que aporta otros beneficios. El parto psicoprofiláctico, que tiene lugar dentro de una tina con agua caliente, sin anestesia y es totalmente natural.

El agua caliente es un analgésico natural, que favorece la relajación y con ello la madre se siente más ligera, permite el  movimiento modificando las posturas  buscando la comodidad en cada momento, y todo ello hace que el proceso sea más llevadero y se soporten mejor las contracciones. Sin duda, la intimidad creada entre la mamá y el bebé es muy significativa. Esta técnica favorece así mismo la reducción de cesáreas.

El momento idóneo para entrar en la piscina es cuando la mujer ha dilatado entre 5 y 6 cm. La inmersión en una fase temprana puede prolongar el parto e incluso hacer necesario el uso de analgesia epidural y oxitocina. Según el DR. Luis Guzmán la regulación de la temperatura del agua es muy importante, durante el trabajo del parto, no debe exceder los 36ºC  y no sobre pasar los 37ºC en la fase de expusión. Es primordial escuchar el latido del corazón del bebé frecuentemente para evitar en todo momento que pueda existir sufrimiento fetal. No deben transcurrir más de 30 minutos sin realizar ese seguimiento. Johnson destaca la importancia del reflejo innato de la respiración del recién nacido, llamado reflejo de inmersión. Se estimula al nacer, en el momento en el que los quimiorreceptores sensoriales que rodean la nariz y la boca del bebé se ponen en contacto por primera vez con el aire.

Son muchos los beneficios del uso de la bañera en el parto como: la relajación perineal, vaginal y cervical, secreción de oxitocina endógena debido a la estimulación de los pezones por el agua, mayor movilidad y  adaptación de posiciones que favorecen el descenso fetal, puede acortar el periodo de dilatación,  predominan las endorfinas endógenas, maximiza la perfusión de oxígeno placentario, mejora el manejo del dolor.

¿Por qué es recomendable tener un Parto en el Agua? Porque tiene como ventaja, que el agua a temperatura corporal da un efecto relajante a la mujer, bloquea los estímulos dolorosos, de tal manera que la paciente puede tolerar más fácilmente el dolor de las contracciones durante el trabajo de parto, y el de la distensión del canal del parto.  Brinda además comodidad a la paciente, cuando se trata de un embarazo normal y sin complicaciones.  Además de disminuir el intervencionismo resulta incluso más seguro para la madre y el recién nacido.  Cuando el trabajo de parto ha progresado normalmente, el parto en agua se convierte en un mecanismo de ayuda para el nacimiento del bebé.

Continua leyendo... bacana 29

TEXTO: Luis Guzman (Doctor Ginecologo-Obstetra-Colposcopista); IMAGENES: Archivos
 

Etiquetas: Salud

ga('send', 'pageview');