BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Ciguatera

La Ciguatera, la intoxicación alimentaria de los trópicos

La ciguatera es una intoxicación alimentaria causada por el consumo de peces que habitan en los arrecifes coralinos.

Estos peces ingieren diferentes toxinas, una de las cuales se denominada ciguatoxina, al alimentarse de las algas que se adhieren a los corales. Cuando los peces más grandes comen estos peces contaminados es cuando aparece el riesgo de intoxicación por parte de los humanos que ingieren dichos peces grandes. ¿Podemos saber si un pez está contaminado? Según los expertos es muy difícil saberlo, ya que esta toxina no afecta a los peces que la ingieren. Por eso, lo que aconsejan es no comer ejemplares de más de 2 kilos y evitar algunas especies como la barracuda, la picúa o la morena, entre otras. Además, señalan que la mayor concentración de toxinas se da en el cerebro, el hígado y las gónadas de los peces, por lo que hay que evitar su consumo.

Esta enfermedad es endémica de los trópicos y subtrópicos comprendidos entre 35 grados latitud norte y sur, englobando a todas las islas del Caribe. Se cree que el término proviene del vocablo aborigen cigua, que en el siglo XVIII servía para designar a un caracol endémico de las costas de Cuba. La primera vez que se hace una referencia explícita a la ciguatera es en el año 1774, en Nueva Caledonia, cuando enfermaron los tripulantes del capitán inglés James Cook.

SINTOMATOLOGÍA

¿Cuáles son los síntomas de esta intoxicación? Algunos síntomas son comunes a otros trastornos y suelen aparecer tras la ingesta y hasta las 12-24 horas. Son de carácter gastrointestinal (diarrea, náuseas, vómitos, dolor abdominal); neurológico (calambres, hormigueos, sensación de sabor metálico en la boca, sensación de pérdida de los dientes, dolores musculares); y cardiovascular (bradicardia o taquicardia, hipotensión arterial, shock). Pero además, existen dos síntomas que son característicos de la ciguatera. Uno de ellos es la inversión de la sensación térmica es decir, sentir calor al tocar objetos fríos y sentir frío al tocar objetos calientes. El otro síntoma es el hormigueo peribucal (labios y lengua).

La duración y severidad de los síntomas varían según la cantidad y porción de pescado ingerido. Además, una de las características de la ciguatera es la reagudización, es decir, que los síntomas pueden aparecer con el tiempo tras ingerir mariscos, alcohol o nueces.

La población con menos recursos, que se alimenta de lo que pesca, es la más afectada por la ciguatera. En segundo lugar aparecen los turistas de las zonas tropicales. Pero esta enfermedad no es exclusiva de dichas zonas, ya que el aumento del turismo a las mismas y la comercialización del pescado de áreas tropicales han hecho que la ciguatera aparezca en otras latitudes y que su incidencia sea mayor. Al año se registran alrededor de 50.000 casos, siendo la tasa de mortalidad de entre un 0,1 y un 1%. La causa de la muerte suele ser por fallo respiratorio.

TRATAMIENTO

El tratamiento consiste en el uso de medicamentos antihistamínicos, analgésicos o antiinflamatorios, entre otros, aunque el más efectivo para esta intoxicación alimentaria es el uso de manitol, que revierte los síntomas. Antes de administrarlo hay que asegurarse de rehidratar al paciente, ya que por los vómitos y las diarreas puede haberse deshidratado.

Al no saber a ciencia cierta cuándo un pez está contaminado podemos tener en cuenta algunos factores tales como la especie de pescado a consumir, el área de captura, la talla del pez, la cantidad de pescado consumido y las partes del mismo o la estación del año en la que es capturado. Se dice que cuanta más alta es la temperatura del agua, más alto es el riesgo de contaminación.

No hay que olvidar que la ciguatoxina es termoestable, lo que significa que es estable al calor, a la cocción y a la congelación por lo que, por muy bien que se cocine, el pescado contaminará al comensal. Tampoco tiene color, olor ni sabor.

REPÚBLICA DOMINICANA

La República Dominicana es una de las zonas en las que la ciguatera es una enfermedad frecuente. Se consideran áreas de riesgo Puerto Plata, La Romana, Pedernales, Palenque y Montecristi. Por su parte, la costa de Barahona, está exenta. Conscientes de este hecho y con el fin de prevenirlo, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) organizaron el pasado mes de noviembre un entrenamiento especializado para once países de América Latina y El Caribe sobre supervisión en el terreno y gestión de datos sobre toxinas en casos de ciguatera.

TEXTO: Marta Marcos IMÁGENES: Suresh

Etiquetas: Salud

ga('send', 'pageview');