BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BMW Vision Next 100

BMW Vision Next 100. El Coche del Mañana para Celebrar el Siglo

Para celebrar su primer siglo de vida (iniciado en Munich en 1916 como fábrica de hélices y motores de aviación para la incipiente aviación del Kaiser), la Bayerische Motoren Werke (BMW) se ha cuestionado el reto de la movilidad en el siglo XXI, sus nuevas posibilidades, los avances de las nuevas tecnologías…
 
 
Y fruto de ello son sus ensayos de vehículos Vision, y en especial el Vision Next 100, resumen de todas las tendencias y desarrollos más relevantes en las próximas décadas, sin renunciar a muchas ideas de innovaciones y diseños del pasado.
 
Sí a la conducción automática, pero si el conductor quiere
 
Para el grupo BMW se trata de desarrollar una tecnología “tan intuitiva como sea posible para manejarla y hacer que las futuras interacciones entre el ser humano, la máquina y su entorno sean sin fisuras”. El BMW Vision Next 100 muestra cómo pretenden dar forma a ese futuro. Para el grupo la conducción autónoma ya no es una cuestión de si sí o no, sino de cuándo, aunque matizando que “el conductor seguirá en el centro del producto, con una conectividad constante, inteligencia digital y la mejor tecnología para ayudarle”.
 
Integra la incorporación de nuevos materiales (la fibra de carbono es el primer ejemplo) que sustituirán a los metales y su estampación, con nuevas herramientas y componentes fruto de la impresión en 3D y 4D, con materiales inteligentes que reemplazarán a las herramientas convencionales para abrir posibilidades inimaginables de diseño e ingeniería.
 
Y siempre partiendo de la experiencia emotiva de la conducción como elemento clave del placer de conducir, pasando el conductor de normal a “máximo conductor”, a través de la inteligencia digital, ayudada por la interacción conductorvehículo (“geometría viva”) con dos modos de conducción, el personalizado -“Boost”- y el automatizado -“Easy”-, articulados por el asistente “Companion”, el compañero digital inteligente que conecta coche y conductor.
 
Un coche totalmente ecológico.- Todos estos avances se plasman en este Vision Next 100, una mezcla de coupé y sedán de 4,90 m de largo por sólo 1,39 m de altura, con las dimensiones de un BMW de lujo.
 
La ecología está presente en su construcción, en el interior encontramos materiales reciclados y renovables. Los elementos de carbono (visibles y no visibles), como los paneles laterales, están hechos de residuos de la producción normal de fibra de carbono. Con el tiempo, otros materiales se añadirán a la mezcla. Tampoco sabemos que motor monta, ni falta que hace, ya que casi seguro que será eléctrico (o híbrido por lo menos).
 
El exterior del vehículo es de color cobre (un color técnico y cálido) y su acceso es igualmente especial, mediante sensores inteligentes que abren sus puertas en élitros de apertura enfrentada. Para facilitar el acceso del conductor, el volante se funde con el panel de control, y una vez sentado, todos los sistemas se activan apretando el logo BMW situado en el centro del salpicadero; mientras, la puerta se cierra, el volante se mueve hacia delante y la experiencia de conducción empieza.
 
“Geometría viva”.- Este concepto se aplica tanto al resultado final del vehículo como a su proceso de producción, a medida que se sustituyan los actuales métodos de fabricación estándar por los futuros, sobre todo mediante la impresión 4D, que añade a las tres dimensiones una cuarta, la funcional.
 
De momento, el mundo digital está muy ligado a las pantallas; el próximo paso serán las de diodos orgánicos, que podrán cambiar de forma libremente, y más adelante se suprimirán. En algún momento ya no habrá más pantallas, y en su lugar, todo el parabrisas servirá de pantalla gigante ante el piloto. En el futuro, el mundo físico y digital se fundirán, y veremos como un salpicadero analógico interactúa con la pantalla frontal del parabrisas.
 
En el modo Boost, cuando el conductor se concentra plenamente en la carretera, la “Geometría Viva” destaca la trazada ideal o el punto de giro posible y avisa de los vehículos que se acercan. En lugar de hacer que el conductor vaya más rápido, hace que conduzca mejor. Además, la información intuitiva tiene un impacto más físico e inmediato que una robótica o por instrucciones en pantalla.
 
En el modo Easy la “Geometría Viva” es más discreta, informando sobre la carretera que se recorre y las maniobras de aceleración o frenada necesarias, mientras que en el modo Boost, todo el vehí- culo se centra en el conductor, ofreciendo una asistencia inteligente. A medida que avanza el viaje, el conductor puede interactuar con el vehículo con un gesto de control. El contacto analógico BMW Head-Up Display del futuro utiliza todo el parabrisas para comunicarse con el conductor.
 
En modo Boost, se centra exclusivamente en lo que interesa realmente al conductor (velocidad, trazada ideal, ángulo de giro…) mientras los sensores inteligentes y el intercambio permanente de datos permiten que la pantalla frontal genere una imagen digital del entorno del vehículo (en condiciones de niebla, por ejemplo, eso permite percibir al conductor la presencia de vehículos antes de verlos). Además, al aprender más y más sobre el piloto, el sistema mejora continuamente sus posibilidades y las de éste.
 
La transición al modo Easy supone un cambio completo en el interior. Volante y consola se retraen y los reposacabezas se mueven hacia un lado para crear una atmósfera relajada. Asientos y paneles de puertas se unen para formar una sola unidad, permitiendo a conductor y pasajeros sentarse con un ligero ángulo, para facilitar la comunicación mutua, mientras la pantalla frontal les ofrece contenidos personalizados junto con la información y el entretenimiento que deseen.
 
 
TEXTO: J. Robredo; IMÁGENES::Motor Mundial / Archivo

Etiquetas: Motor

ga('send', 'pageview');