BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Moda Dominicana

La moda dominicana, Una Industria en Constante Transformación

Lo dice el director de cine dominicano, Héctor Manuel Valdez en su documental “República del Color”, República Dominicana es el color de sus paisajes, de su litoral, de su sol y sus atardeceres. Por eso, quizás, en la industria de la moda, las grandes figuras ha hecho acopio del color y textura en la composición de sus creaciones.

Diseñadores como Sócrates Mckinney o José Jhan son ejemplos de ello. Ideólogo de convertir la moda dominicana como marca país, hace once años Mckinney creó DominicanaModa, lo que actualmente es el evento más importante del Caribe, de Centroamérica y uno de los cinco más relevantes de toda Latinoamérica con la participación de diseñadores de la talla del israelí Elie Saab que, siendo referentes internacionales, apuestan por este escenario para penetrar en el mercado regional.

La moda como motor económico, más allá de poder ser percibida como un ejercicio de vanidades, es un industria global que genera aproximadamente USD $1.2 billones anualmente, y emplea a más de cuatro millones de personas. En República Dominicana esta industria está en constante crecimiento. En DominicanaModa, a través de alianzas estratégicas, los diseñadores dominicanos están mostrando tendencias en parasare - las desde Canadá hasta Argentina. Es cierto que Óscar de la Renta, dis - cípulo de grandes como Cristóbal Ba - lenciaga y Antonio del Castillo, ha sido el precursor y responsable de la internacionalización del talento criollo fuera de sus fronteras geográficas. Un icono que por su personalidad arrolladora lo conviritieron a él y Bill Blass, en clásicos de la noche neoyorquina. “La elegancia es una disciplina de vida”, aseguraba cuando alcanzó fama internacional en la década de 1960, como uno de los diseñadores de Jacqueline Kennedy, Pasarelas internacionales exhibieron sus creaciones de la mano de las más prestigiosas modelos y vistió a las mujeres más famosas del show bizz que le recuerdan como "un auténti - co caballero, todo amabilidad y co - rrección". Un legado de estilo y buen hacer, con el que diseñadores como el español Felipe Va - rela se han inspirado.

En DominicanaModa, la cifras corroboran el trabajo que ha habido tras bambalinas o me - jor dicho, en el back stage. A lo largo de sus diez ediciones más de 400 mil personas han disfrutado de la mara - villosa puesta en esce - na de sus catwalks y eventos colaterales, en los que han desfilado de manera exclusiva, las más grandes top models internacionales dominicanas. “En DominicanaModa el 90% de la oferta es netamente dominicana”, dice Sócrates Mckinney.

Top models internacionales y domini - canos de la talla de Omahyra Mota o Francisco Peralta han sido los mani - quíes de las ingeniosas proyecciones de diseñadores. “DominicanaModa ha inspirado la evolución. Blogueros, diseñadores, estilistas…todos han crecido junto con el evento”.

DominicanaModa se ha convertido en plataforma para el comercio de esta industria “Dominicana Trade Expo” y ha contado con aliados como el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), el Conse - jo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE) y la Asociación Dominicana de Zonas Francas (ADOZONA) para captar compradores internacionales interesados en adquirir los diseños dominicanos. Leonel Lirio, Giannina Azar, Magaly Tiburcio, Moisés Quesada, Jacqueline Then, Carlos de Moya, Arcadio Díaz, Jusef Sánchez, Yndra Rodríguez, Linandra Javier son algunos de los pesos fuertes que ya están dejando su huella en la historia de la moda dominicana. Sin embargo, hay mucho talento latente que acaba de emerger como Marye de Jesús, Verónica Modesto, Ariel Encarnación, Carmen Rincón, Laura Sánchez o Rafael Rivero, mentes privilegiadas con conceptos diferentes y transgresores que están brillando gracias a plataformas como Dominicana MODA. “Dominicana Moda es una plataforma de negocios sólida y que representa la marca país y la marca ciudad. Pero lo más importante es que emana un derroche de creatividad”, comenta Mckinney.

Marcas de fabricación local como Camila, Blue Country, Rayuela han creado su espacio en el mercado. Además los estudiantes de la Escuela de Diseño de Altos de Chavón y de la Universidad Autónoma de Santo Domingo demuestran talento e innovación con sus creaciones. Una cantera de jóvenes que están ávidos de escenarios donde puedan verse. La moda masculina está representada específicamente por el francomacorisano de nacimiento Jose Jhan. Un hombre que de los grandes como Versace, le fascinan sus coloridos diseños que mostraban un hombre sensual. De Coco Chanel o Dior su visión para la construcción de la alta costura. Con cuatro décadas de vida y más de veinte en el mundo de la moda y como estilista para revistas y celebrities, el macorisano de nacimiento pero capitaleño de corazón ha incursionado como diseñador de calzado. ”Siempre tuve la visión de diseñar zapatos. Desde que finalizara mis estudios en Altos de Chavon en el 95, siempre quise tener mi propia plataforma para realizar este sueño”.

Con más de 16 colecciones presentadas en el país como en el pasarelas internacionales y creador de diferentes propuestas anuales, uno de las más importantes la de DominicanaModa, ha irrumpido con fuerza en el escenario local con una colección de zapatos orientados, al igual que su indumentaria, al público masculino. Una línea con el nombre “José Jhan Shoes” . ”Cada vez son más los apasionados por el mundo de la moda. Yo solo soy una gota de agua. No me considero el mejor pero he conseguido hacer de mi pasión, mi trabajo, mi realidad”, dice con rotundidad Jhan. La exitosa marca Blue Country, símbolo de la calidad y el buen gusto. El diseñor Arcadio Díaz, el talentoso mocano José Durán, también conforman esta lista de creadores, artistas y dise- ñadores que suman sus esfuerzos para que Dominicana tenga una seña de identidad en lo que a moda se refiere. Para Óscar de la Renta, la moda fue estandarte de diseños que realzaran la femeneidad, con cortes hacia lo clásico y con diseños sutilmente drapeados, “las cualidades que más admiro en las mujeres son la seguridad y la amabilidad”, decía. Para Sócrates Mckinney, la moda es un instrumento que permite crear un personaje cada día. “Lo imprescindible de la moda masculina por ejemplo, es que el hombre se abra. El hombre ha vivido muy cohibido de cara a la moda. Hay que recuperar las epoca antigua donde el hombre se ornamentaba más que la mujer. Tenemos que incorporar cosas que nos hagan sentir bonitos y deseados porque tradicionalmente se nos ha castrado para no sentirnos bellos como si el hombre tuviera que estar exento de eso“.

TEXTO: Elena Crespo;

Etiquetas: Hablando con...

ga('send', 'pageview');