BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Alexa Torres

Alexa Torres y Norma García, Ballet Clásico Santiago

Una representación de ballet en Miami le bastó a Alexa Torres para decidir con tres años su futuro profesional. A esa edad, casi todas las niñas se ven reflejadas en los artistas y quieren ser como ellos, pero luego se acaba olvidando.

Alexa lo tuvo claro y como no le admitieron en la escuela de Ballet Clásico Santiago con tres años, fue el regalo de su cuarto cumpleaños. No cejó nunca en el empeño. Así comienza una vida apasionante dedicada a la danza de la mano de Norma García quien llegó a Santiago de los Caballeros en 1994 para inaugurar el Ballet Clásico Santiago, enviada desde su Cuba natal. Norma no es solo su profesora, se convierte en su guía a lo largo de los años. Con nueve años había participado en competencias nacionales.

Unos años más tarde a los 14, llegó su gran oportunidad y le admitieron en la selecta y costosa “Academy Kirov de Washington” donde solo cien alumnas del mundo son elegidas. Empieza una etapa de superación muy dura pues se tiene que enfrentar a aprender a vivir lejos de su familia y a una disciplina máxima. En su primer año tras una lesión, aprendió que lo más importante para una bailarina es cuidar su cuerpo. Calentar, estirar y saber como tratar cada uno de sus músculos para obtener el máximo rendimiento sin lastimarse. Actualmente cursa el tercer año y ha conseguido estar becada al 100% algo que en esta academia ocurre en contadas ocasiones. Sus profesores tienen claro que Alexa hoy es una promesa y que mañana será una de las bailarinas más cotizadas a nivel mundial. Talento y disciplina le podrían describir pero es ese aura que desprende cuando se sube a los escenarios lo que le diferencia del resto, el aura de los grandes.

Charlamos con las dos protagonistas de esta historia Alexa, para que nos cuente a que sabe el éxito a tan temprana edad y con Norma aprenderemos como una cubana llega al país con el propósito de iniciar a nuestras niñas y niños en algo tan bello como el ballet.

¿Crees que has sacrificado algo por tu vocación? ¿Sientes que has pagado un precio por llevar hasta el final tus deseos de bailar?
Para algunos es un sacrificio pero para mí no. Perdí muchas fiestas y eventos en la adolescencia pero hice lo que de verdad me llena. Quizás muchos jóvenes no lo hubieran sacrificado… También he tenido que dejar atrás a mi familia y amigos pero cada vez que puedo voy de visita y ellos vienen a verme nos divertimos mucho.

Por el contrario, ¿has experimentado sensaciones únicas habiendo escogido el arte en primera opción?
Para mí el arte lo es todo. Cuando bailo estoy en mi máxima felicidad y lo disfruto enormemente. Bailar me causa una sensación inexplicable y en el escenario sé que el ballet es mi vida.

¿Cómo influye el apoyo familiar en un futuro profesional de la danza?
Mi familia me apoya totalmente. Toda la vida mi mamá y papá han estado a mi lado ayudándome y luchando conmigo. Siempre he tenido a mi papá diciéndome: "Eye of the tiger” y a mi mamá recordándome que querer es poder. Mi mamá es mi ejemplo a seguir. También cuento con el apoyo de todos mis familiares y amigos y estoy muy agradecida.

¿Cuál es el ballet clásico que te gustaría interpretar y con quién?
Definitivamente sería el ballet Don Quixote con Roberto Bolle. ¿Qué significa para ti el Ballet Clásico Santiago? Es donde me crié, donde me formé. Siempre ha sido como una segunda casa.

¿Cuál es tu meta profesional?
Quiero entrar en una compañía Europea como Stuttgart, Royal o Bayerisches Staats.

¿A quién admiras?
Admiro muchísimo a Lucia Lacarra. Es una primera bailarina en el Bayerisches Staatsballet en Munich, Alemania.

¿Cómo es un día normal para ti?
Tengo clases académicas por la mañana (literatura, historia, etc…) y luego bailo hasta las 6 o 7 de la noche.

¿Puedes definir el momento más importante hasta ahora en tu carrera?
Creo que fue poder representar a mi país en CNN Español. He tenido muchos pero ese es el más reciente.

¿Qué compañía de ballet internacional admiras más? ¿Te visualizas bailando en alguna de ellas o tienes un proyecto más personal?
Admiro mucho al ballet de Rusia como el Bolshoi o el Mariinksy. La verdad es que son excepcionales y mi sueño desde que tengo memoria ha sido el Bolshoi. Me visualizo en otras compañías porque siento que el ballet está creciendo en otros lugares como Alemania e Inglaterra.

Norma GarcíaNorma García, Fundadora del Ballet Clásico Santiago

¿Cómo y cuándo llega a República Dominicana?
Llego al país junto a otras profesoras en el año 1992. Fuimos enviadas por la Universidad de Arte de Cuba, para crear un instituto de nivel medio en arte, en Santiago de los Caballeros.

¿Considera tiene alguna capacidad adquirida o innata para identificar un talento de la danza?
Creo tener una capacidad innata para ver el talento desde el principio, unido a muchos años de experiencia en la danza.

¿Es suficiente con la aptitud y la forma física para ser buen bailarín o se necesita combinar con otras cosas?
Es suficiente la aptitud y la forma física para ser buen bailarín, pero para destacar dentro del ballet hace falta mucho más. Imprescindible la disciplina y la entrega total.

¿Con qué faceta profesional ha disfrutado más: el baile o la enseñanza?
Lo he disfrutado todo según las etapas que me han tocado vivir. Para mí ser creadora, coreógrafa, es muy importante, lo disfruto mucho.

¿Qué caracteriza su método de enseñanza?
La ética del ballet, la disciplina, el programa de una escuela reconocida, en mi caso la Escuela Cubana de Ballet y atender a cada alumno en su individualidad. De esto no debe faltar nada, es la fórmula “mágica”.

¿Cómo siente El Ballet Clásico Santiago? ¿Como un hijo natural que se concibe por un deseo maternal o por una necesidad territorial que le llevó a convertir en realidad un sueño? ¿Cree que puede considerarse como referente de escuelas de arte del país?
Lo vivo como una institución que contribuye al desarrollo de sus alumnos y profesionales cada día así como al crecimiento del público en cada puesta en escena.

¿El alcance de la labor pedagógica puede medirse con resultados concretos a través de las figuras destacadas?
Sí se puede medir a través de los resultados artísticos y académicos pero también en los resultados de las puestas en escena, los bailarines se forman para el resultado total en el escenario que depende de muchos otros elementos.

¿Cuál es su opinión acerca del lugar que está ocupando Alexa Torres en la danza?
Esa pregunta no la debo responder yo, hay que remitirse a los resultados.

¿Cómo ve el futuro para ella? ¿En algún momento percibió que podría llegar lejos?
Alexa es una alumna muy destacada y orgullo para el país. Su futuro puede ser brillante, siempre lo supe, basta con ver su currículum en el Ballet Clásico Santiago.

Con mucho orgullo nos hacemos eco de los grandes avances de Alexa a quien muy pronto veremos entre las mejores bailarinas del mundo a nivel profesional. Ella no olvidará que todo se fraguó un día de pequeñita en la escuela de Ballet Clásico Santiago de la mano de Norma.

Aunque le queda mucho camino que recorrer por su juventud, igual que tuvo claro a los tres años que quería ser bailarina, tiene claro que cuando acabe su vida profesional volverá a su Santiago natal a enseñar y transmitir a todos los niños y niñas su conocimiento y experiencias, tengan o no tengan recursos. Otro de sus sueños.

TEXTO: Almudena Haddad y Tatiana Antelo; IMÁGENES: Edward M. Butler

Etiquetas: Hablando con...

ga('send', 'pageview');