BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Recetas Domplines

Domplines, el bollito Cocolo

¿Qué hubiera sido de la República Dominicana sin la caña de azúcar? ¿Qué sería de nosotros sin esos trapiches, ingenios o el delicioso “romo”?

Por fortuna al célebre almirante Colón, en su segundo viaje al Nuevo Mundo, se le ocurrió cargar en sus bodegas unos esquejes de la preciada y dulce mata. Corría el otoño de 1493 y en el Caribe, la caña, encontró un lugar para crecer y ser feliz.

Desde entonces la caña de azúcar centró la vida y economía dominicana; pintó su paisaje de extensas plantaciones y desarrolló una gastronomía con carácter propio, una cocina tan rica como ecléctica.

Se hace difícil pensar en la cocina criolla sin los melaos o las latigosas canquiñas, sin el guarapo, las raspaduras y todas esas golosinas que pueblan cualquier rincón del país. Pero la caña también fue culpable de una de las influencias más profundas de la culinaria dominicana, la de los Cocolos.

Todo empezó en 1840, cuando una vez abolida la esclavitud y con la caída del precio del azúcar, llegaron a los ingenios dominicanos multitud de inmigrantes de las Antillas Menores. Fueron esos Cocolos con su lengua extranjera, su religión y su diversidad cultural afro-antillana los que aportaron a nuestra cocina nuevos matices, platos e ingredientes. Los famosos yaniqueques, el calalú, el fungi, los conconetes y el guavaberry deben su origen a esas islas vecinas. También el africano molondrón, la yautía o los sazones a base de coco y limón no se consumirían en dominicana sin esa influencia cocola.

Pero una de las aportaciones más características fue la de los humildes domplines; esas masitas de harina, normalmente hervidos, que preparados con bacalao, salami o sardinas picantes hacen las delicias de todo criollo.

Pero la universalidad de los domplines traspasa océanos, continentes, y encontramos preparados de parecida factura en casi todas las culinarias del planeta. Quizás los más cercanos sean los británicos dumplings a base harina con levadura; en Noruega los hacen con papa y los llaman potetbam; por tierras húngaras pueden ser dulces o salados y los denominan galuska , en la India gujhia y en Rusia pelmoni.

Hoy rendimos homenaje a este preparado universal, a esa aportación cocola que conectó la República Dominicana con el mundo. Porque la cocina, como la cultura, no conoce fronteras.


RECETAS


Ensalada de domplines de remolacha


Ensala de Domplines de remolacha

Utilizaremos:

Para los domplines: 1 taza de harina, pizca de sal, 2 cucharadas de mantequilla, ¼ taza de jugo de remolacha.

Para la ensalada: lechugas variadas, huevos de codorniz hervidos, virutas de parmesano, virutas de pepinillos.

Para la vinagreta: ¼ taza de aceite, jugo de 2 limones, 10 almendras, 15 hojas de rúcula, sal y pimienta.

Lo haremos así:

Para los domplines: colocamos la harina en un bol y salamos. Añadimos la mantequilla y ligamos con el jugo de remolacha. Trabajamos hasta que la masa no se pegue a las manos. Formamos los domplines y cocemos en agua hirviendo hasta que estén al dente.

Para la ensalada: limpiamos las lechugas y preparamos todos los ingredientes.

Para la vinagreta: juntamos todos los ingredientes en vaso triturador. Procesamos hasta obtener una vinagreta homogénea.


Raghout de cerdo con domplines de auyama

Raghout de Cerdo con Domplines de Auyama

Utilizaremos:

Para los domplines: ½ taza de harina, pizca de sal, ½ taza puré de auyama, ¼ taza queso emmental rallado.

Para el ragoût: 1 lb solomillo de cerdo a tacos, 1/4 taza de harina, ¼ taza de aceite de girasol, 1 cebolla picada, 3 dientes de ajo picados, 1 zanahoria picada, 6 lonchas de tocineta a tiras, ½ ají rojo a tiras, ½ ají amarillo a tiras, 1 taza auyama a dados, 6 mini-mazorcas, manojitos de brócoli morado, 3 cucharadas salsa de tomate, 1 taza vino tinto, 2 tazas de caldo vegetal, sal y pimienta.

Lo haremos así:

Para los domplines: colocamos la harina en un bol y salamos. Añadimos el puré de auyama y el emmental rallado. Trabajamos hasta que la masa no se pegue a las manos. Formamos los domplines y reservamos.

Para el ragoût: enharinamos ligeramente el solomillo y lo freímos ligeramente en el aceite para sellarlo. Lo sacamos del fuego y reservamos. En el mismo aceite rehogamos la cebolla, los dientes de ajo y la zanahoria picada. Cuando estén blandos añadimos la tocineta, los ajíes, la auyama, las mini-mazorcas y el brócoli. Salteamos e incorporamos la salsa de tomate, el vino y el caldo. Salpimentamos y Cocemos por 15 minutos a fuego bajo. Agregamos los domplines. Cuando los domplines estén al dente añadimos la carne de cerdo y rectificamos de sal.


Domplines de papa asados

Domplines de papa asados sobre sopa de tomate y frutas

Utilizaremos:

Para los domplines: ½ lb papas cocidas, ¼ taza de harina, ½ huevo batido, pizca de sal, pizca de azúcar, gotas de aceite.

Para la sopa: 3 tomates, ¼ taza de agua, 1 cucharada de azúcar, 2 ramitas de limoncillo.

Para la ensalada: gelatina de limón, sandía, gajos de mandarina, semillas de tomate, frutos rojos.

Lo haremos así:

Para los domplines: colocamos la harina en un bol y añadimos la sal y el azúcar. Incorporamos el puré de papas. Trabajamos hasta que la masa no se pegue a las manos. Formamos los domplines y cocemos en agua hirviendo hasta que estén al dente. Asamos en un sartén con gotas de aceite por todas sus caras para que formen una corteza crujiente.

Para sopa: cortamos los tomates a cuartos y reservamos las semillas. Trituramos con el agua. Calentamos en un cazo y fuera del fuego añadimos el azúcar y dejamos infusionar el limoncillo por 20 minutos. Colamos y enfriamos en nevera.

Para la ensalada: montamos una base de sopa de tomate, sobre esta colocamos los domplines asados, la gelatina, las semillas de tomate y las frutas.

TEXTO E IMÁGENES: Kiko Casals Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. twitter: @KikoCasals www.kikocasals.com

Etiquetas: Gastronomía

ga('send', 'pageview');