BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Caoba

La Caoba, el árbol de la nación

Hablar de la caoba es hacerlo del símbolo de la flora nacional. Desde el año 2011 se convierte en el árbol de la nación, aunque es precisamente en esa fecha cuando la flor de la caoba deja de ser la representante nacional y es sustituida por la Rosa de Bayahíbe.

La caoba de las Indias Occidentales o caoba originaria (swietenia mahogani) es un árbol grande, de copa redonda, que puede alcanzar los 25 metros de altura. Pertenece a la familia de las Meliáceas y forma parte de la vegetación endémica de la República Dominicana. Al tratarse de un árbol caducifolio pierde sus hojas al fi nal del invierno. Las hojas nuevas están compuestas por tres o cuatro pares de folíolos asimétricos y al salir son de un color rojo púrpura, aunque pronto pasan a ser amarillo-verdosas.

Sus flores son muy pequeñas, fragantes y de una tonalidad verdosa. La caoba florece, junto a las hojas nuevas, entre los meses de marzo y junio. Las diminutas flores, tanto masculinas como femeninas, se agrupan en un ramillete. En cuanto al fruto se trata de una cápsula ovoide, leñosa, que al madurar hace que la cáscara que protege a las semillas aladas se divida en cinco secciones. Los frutos pueden verse de junio a febrero.

COLONIZACIÓN

El duramen es de un color marrón rojizo, duro y resistente a los insectos y a la podredumbre. Es la colonización española en América la que da a conocer a los europeos este tipo de madera, que debido a su resistencia, se utilizó principalmente para la construcción de barcos.

Por su parte, la textura es fi na y la fi bra de recta a veteada. Por ello la caoba es considerada una madera preciosa, de las más valiosas del comercio maderero mundial, sinónimo de objetos de gran valor y delicadeza. Es muy utilizada en carpintería y ebanistería. Se emplea para construir pianos, guitarras y otros instrumentos musicales. Su aspecto sedoso y el hecho de ser una madera fácil de pulir la convierte en la favorita entre los talladores de madera.

USOS

El árbol de la caoba suele encontrarse en avenidas, parques y jardines como ornamento y para dar sombra. Es capaz de soportar vientos fuertes y tolera bien la sal en la atmósfera y los suelos salinos. Crece tanto en bosques húmedos como semi-secos a bajas elevaciones en toda la isla.

Además de para la construcción de barcos o muebles de lujo, la caoba tiene otros usos. Uno de ellos es medicinal, debido a que de la corteza, con alto contenido en tanino, se extrae un astringente para heridas. Por su parte, la infusión de corteza y semillas se emplea como tónico y contra la fiebre tifoidea o la diarrea.

Un dolor de muelas también puede calmarse con las semillas de caoba, debido a su alta astringencia. De las semillas se obtiene además aceite para cosméticos.

La caoba se considera una especie en peligro de extinción, sobre todo en Centroamérica, debido a la forma irracional en la que ha sido explotada. Ya se han puesto en marcha algunas medidas para conservarla como son la protección de su hábitat o la racionalización de su extracción.

TEXTO: Marta Marcos; IMÁGENES: Suresh

Etiquetas: Fauna y Flora

ga('send', 'pageview');