BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Delfines

El lenguaje de los Delfines

Los delfines tienen el tamaño del cerebro más grande que el resto de los animales. Estos mamíferos, al igual que sus hermanas, las ballenas, razonan, es debido a que poseen una capa que envuelve el encéfalo, por lo que son más inteligentes que el resto.

A todos nosotros siempre nos ha atraído esta habilidad que tienen para hacer divertidas piruetas en el aire y muchas más actuaciones a las que con asombro nos han acostumbrado, pero lo realmente interesante es el lenguaje que emplean para comunicarse.

Se comunican de diferentes maneras en función de su lugar de nacimiento, así ayuda a los científicos a ubicarlos geológicamente, cada familia y cada zona emplea un lenguaje diferente Las familias están formadas por más de 100 delfines Se podría decir que emplean dialectos, todos se entienden pero tienen variantes Emplean dos tipos de lenguaje 1 ‘verbal’ emisión de unos silbidos a través de sus respiráculos nasales 2’ serie de chasquidos’ que configuran un sistema de comunicación parecido al de un radar . Los silbidos son ininteligibles por los humanos por el tono y la frecuencia que emplean, son 10 veces más altos que los nuestros. El humano interactúa con el mamífero principalmente con las manos.

Tras más de 20 años de experiencia con los delfines, Alex García ha creado un vínculo con el más inteligente de los mamíferos marinos. Como entrenador de tursiops truncatus ‘nariz de botella’ nos deja perplejos cuando nos cuenta que, además existe una especie de lenguaje corporal que han aprendido a través de la observación, por ejemplo, si el delfín está triste, se queda nadando en el fondo, los sonidos son tenues y van acompañados de pequeñas burbujas. Por el contrario, si está contento se pone a saltar y emite muchos sonidos, nadan muy rápido y recogen pequeñas piedras y corales para demostrar su alegría. Alex García puede darles órdenes con las manos que ellos ejecutan para obtener su premio, a veces comida y otras simplemente caricias. Son animales muy amigables y con una dependencia hacia el hombre muy fuerte. Nos cuenta que son sumamente sociales por lo tanto necesitan compañía constantemente. No son agresivos y siguen una jerarquía.

Se identifican frente a un espejo
Sabemos que razonan y que memorizan, tienen su lenguaje y se comunican con nosotros de muchas formas.

Les encanta aprender y sin duda son unos grandes imitadores. A veces se está trabajando con un delfín en cautividad y automáticamente el animal que comparte el tanque vecino aprende exactamente lo mismo, el primero utiliza la memoria pero el segundo es pura imitación.

Pueden guiarse sin necesidad de utilizar la visión por el mismo mecanismo que emplean los murciélagos ‘ECO’ así pueden encontrar su comida incluso en zonas donde la luz no llega o rebuscarla cuando esta escondida en la arena.

Se comunican entre ellos para advertirse de las amenazas e incluso para obtener mayor resultado en su captura de alimento. Emplean sonidos de alta frecuencia para desorientar a los bancos de peces y así pescan mayor número. Sus técnicas de pesca son sofisticadas capturando un pez y empleándolo como carnada para atraer a los más grandes, estas son las herramientas principales que les diferencia del resto del reino animal.

¿Por que son tan inteligentes?
El oído humano no puede percibir los sonidos que los cetáceos emplean para comunicarse pero si puede sentirlo , Alex García nos comenta que ha podido experimentarla, son como unos suaves toques.

Se contagia la admiración que siente Alex hacia este mamífero sumamente inteligente y amigable. Entendemos la razón por la cual nuestros antepasados dejaron pruebas de amistad con ellos como los grabados del Dios Apolo que aparece representado por un delfín y creó el oráculo de Belfos ‘Ciudad del delfín’ o como el hijo de Ulises que fue salvado de morir ahogado por un delfín.

¿Nos entenderán algún día? ¿Será cierta la creencia que sostiene que el día que falle el ser humano como rey, la naturaleza tiene una reserva?
En cualquiera de las creencias y leyendas, el delfín siempre nos acompaña de forma amigable y aunque todavía hoy no entendemos su lenguaje parece que ellos quieren aprender el nuestro.

TEXTO: Antonia Guerrero; IMÁGENES: Dolphin Island Manati Park

Etiquetas: Fauna y Flora

ga('send', 'pageview');