BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
José Pintor

José Pintor, el gran genio de la Televisión Dominicana

En Santiago de Compostela, la ciudad de peregrinación que se disfruta de noche bajo la lluvia, entre piedras cubiertas de líquenes, fachadas románicas y barrocas, nació José Enrique Pintor, conocido como Pinky. Director, productor y guionista lleva 25 años en el país.

La cruz roja sobre campo blanco es la bandera cristiana más popular de todos los tiempos. La cruz de Santiago, el patrón de Galicia, el único territorio de la península ibérica que no fue conquistado por la invasión musulmana. En Santiago de Compostela, la ciudad de peregrinación que se disfruta de noche bajo la lluvia, entre piedras cubiertas de líquenes, fachadas románicas y barrocas, nació José Enrique Pintor, conocido como Pinky. Director, productor y guionista lleva 25 años en el país.

Prácticamente impúber aún, con 16 años, arranca en el mundo del doblaje en la televisión gallega y monta en poco tiempo, una pequeña productora especializada en documentales. Precisamente uno de ellos, fue la razón que le motivó a viajar a República Dominicana, un viaje que aún no ha terminado.

¿Por qué te llaman Pinky?

En España llegó a Antena 3, Pac-Man, una serie de 700 capítulos, lo que representa dos años y medio de grabación, y estaba protagonizada por un comecocos. Pinky era el personaje, un fantasma rosa, al que yo doblaba. En el estudio de doblaje llamaban a los actores por guión y no por nombre. De ahí que se me quedara ese nombre que traje a República Dominicana.

¿Cómo llegaste a República Dominicana?

En la década de los 90, en España comenzó el boom de los canales privados de televisión. Nosotros abrimos una división de doblaje en Sevilla, y logramos que los andaluces consiguieran un acento neutro. A mí me pareció que en Dominicana se podía hacer lo mismo. Por eso, me encerré por un mes y medio en el Hotel Lina, con quince actores profesionales para lograr un producto de calidad que pudiera suplir esa demanda.

¿Cómo incursionas en el mundo de la televisión?

Junto al estudio de doblaje, vivía el director Jean Luis Jorge. A través de una propuesta personal, sin ningún tipo de convicción inicial me incorporé al equipo de Producción del programa sabatino Ritmo del sábado, un show en vivo que duraba seis horas.

¿Cuáles han sido tus grandes logros en televisión?

Como productor tuve la suerte de formar parte de uno de los programas más emblemáticos de la televisión dominicana, Sábados de Corporán, Como ejecutivo de medios he estado al frente de los más importantes, los líderes de audiencia del país como Telecentro o Telemicro. Como director de medios Telesistema, a quien mantuve por tres años consecutivos como líder de audiencia.

¿Cómo llegas al mundo de la cinematografía?

Me acerqué a este mundo como evasión, como hobby. Así nació La Cárcel de la Victoria, la primera película dramática después de Pasaje de Ida, que muestra con crudeza la vida en el interior e la que ha sido catalogada como una de las peores prisiones de América Latina.

¿Qué supuso para ti el éxito de Sanky Panky?

Escribí el guión cuando estaba en Telemicro para dárselo a un productor, pero al final acabé yo mismo haciéndolo. No me gustan las comedias, de hecho no tengo sentido comercial. Pero quería hacer cine y el cine comercial era lo que vendía, al igual que Sanky Panky II y Santicló. Quería contar la historia de una persona que quiere salir de su entorno en el que se siente atrapado para buscar una mejoría. El éxito no fue calculado y a mí carrera creo que, sinceramente no le ha aportado mucho, solo el reconocimiento de un sector específico de la población.

¿Cómo es tu primer acercamiento a la Ley de Cine?

El cineasta dominicano René Fortunato y un pequeño grupo de personas con inquietudes, desarrollamos el primer Proyecto de Ley. Fue el ex presidente Leonel Fernández quien le dio forma y lo hace realidad. Es ahí cuando dejo la televisión para enfocarme en el cine.

¿Cómo es llegas a la Comunicación Política?

Desarrollo la empresa Media & Target, con el apoyo de Sandy Cuesta y con los consejos y la creatividad innovadora del reconocido publicista Nandy Rivas. Cuando este último abandona el mundo de la comunicación política, yo heredo su cartera de clientes. Se convirtió en mi padrino. Desde que Leonel subiera al poder en 1996, he trabajado la parte de creatividad en todos los partidos políticos.

¿Cuáles son tus proyectos en el corto y medio plazo?

El thriller y drama Mañana no te olvides, que recoge la relación de un adolescente con Síndrome de Down y su abuelo diagnosticado con Alzheimer, en un entorno familiar deteriorado emocionalmente. En junio quiero tener listo un documental que habla de la identidad dominicana. Para ello he contado con un equipo de investigación formado por Huchi Lora, Freddy Ginebra que han identificado cada provincia del país en todos sus niveles; gastronomía, literatura, intérpretes. Esto se va a incardinar a través del hilo conductor de la nostalgia de un abuelo con su nieta cuando conversan con una banda de músicos de origen dominicano en Central Park, Nueva york. A finales del año también espero tener listo el documental Desde el Cielo, que cuenta el proceso creativo de los artistas dominicanos.


MUY PERSONAL

  • Qué echas de menos de santiago. una buena conversación en un bar, la lectura de un libro mientras bebo un café.
  • Un libro. El Príncipe de Maquiavelo. Es mi libro de referencia. Siempre aprendo algo nuevo de él.
  • Clave del triunfo. La constancia. El saber enfrentar cada obstáculo.
  • Un valor. La creatividad aplicada a la estrategia.
  • Un momento para regresar a España. Todos los fines de semana pero cada proyecto me ata. Me enamoro de cada cosa que hago.
  • Sueño cumplido. Haber hecho una película en mi tierra, en Galicia. Se ha rodado ya en España y ahora falta la parte en República Dominicana.
  • Un lugar para perderse. Playa Escondida en Las Terrenas.
TEXTO: Elena Crespo ; IMÁGENES: Juan Luis Rúa y Elías Nariosky

Etiquetas: Extranjeros en RD

ga('send', 'pageview');