BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Norberto Barrera

Norberto Barrera, 42 años en República Dominicana

¿Somos de dónde nacemos o de dónde vivimos?, es una pregunta que le podríamos formular a Norberto Barrera, que tras 42 años en RD se siente tan dominicano como español.

Con 42 años de experiencia en República Dominicana, es un récord que no muchos extranjeros tienen en el país. Desde su posición ha tejido una madeja de contactos aplicando mucha empatía y ese conocimiento es lo que hoy le permite asesorar a todos los que llegan, grandes o pequeños.

Es un placer charlar con alguien que tiene tantas anécdotas que contar pero que sobre todo ha visto “crecer” a este país. Nos trasladamos al año 1974 y hablamos con el Gerente General de una empresa de farmacéuticos que vuela de España a Santo Domingo para iniciar una nueva etapa en su vida. Posteriormente desde 1981 ha sido el apoyo de todos los empresarios españoles desde la Oficina Comercial de la Embajada de España en RD.

¿Cómo es tu llegada a RD? ¿Cuáles son tus primeras impresiones?

El primer recuerdo que tengo es una gran bofetada de calor tropical, según bajé del avión a las cuatro de la madrugada. Me lancé a la aventura y acepté el puesto que me habían ofrecido en una empresa de productos farmacéuticos. Santo Domingo era una ciudad pequeña que sólo llegaba hasta la Abraham Lincoln, se podía conducir cómodamente. La gente era muy amable, cariñosa, divertida, extrovertida, era muy confiable. En términos generales a los españoles nos acogían extremadamente bien.

¿Cómo transcurrió esa primera experiencia a nivel profesional?

En aquella época había muy pocas empresas de inversión extranjera. El país era muy manejable. Todo iba bien hasta que la empresa decidió experimentar con productos de alimentación infantil sin éxito, por lo que regresé a España en el año 1981.

¿Regresas con intención de quedarte en España?

En ese momento se planteaba la idea de abrir una Oficina Comercial en la Embajada de España en RD y el destino fue mío, en Diciembre de 1981 volvía a RD donde me he mantenido en el puesto hasta septiembre del 2014, 32 años ininterrumpidos.

¿Cuál era tu función en la Embajada?

Analista de Mercado. He conocido a 13 Embajadores de España a lo largo de mi carrera en la Oficina Comercial.

¿Después de 32 años en la Embajada, tendrás muchas anécdotas que contar?

En aquel tiempo se recibían las solicitudes por barco si eran catálogos o avión en caso de las cartas. La comunicación no era fácil con el telex, luego llegó el fax y a principios de los 90 se comenzó a informatizar la oficina. Un empresario de Miranda de Ebro vino a finales de los 80 a vender aménities a los primeros hoteles pero fracasó. Finalmente triunfó en el negocio de las mermeladas. Por cierto, fue el primero en hablarme del fax y me dejó impresionado! A lo largo de estos años he visto todo tipo de empresas y empresarios, los que han triunfado, los que han fracasado… todos con anécdotas inolvidables. Conozco empleados de supermercados que han llegado a ser propietarios de sus propias cadenas. Mi trabajo me gustaba, sobre todo, el servicio a las personas. Siempre tuve una máxima que me ha funcionado ¨haz el bien y no mires a quien¨, los inversores han recibido el mismo trato tanto los pequeños como los millonarios. Realmente me han dedicado muchas muestras de afecto y agradecimiento.

En el 2013 el actual embajador de España, Jaime de la Cadena, me otorgó la medalla del Mérito Civil. Tengo que agradecer al embajador su implicación en este reconocimiento así como a todos los amigos y familiares que me acompañaron en ese momento.

¿Cómo viviste la apertura del país al turismo?

He conocido desde la primera planta de generación de energía eléctrica hasta la primera explotación turística y sus playas. Gracias a la simpatía de la gente, con una paella en la playa y una coca cola medio caliente te sentías el más afortunado del mundo en el primer todo incluido del país.

Norberto BarreraTres consejos para un empresario que tenga intención de instalarse en el país

Primero, ”zapatero a tus zapatos¨. Los mayores fracasos que he visto son de aquellos inversores que quieren hacer un cambio en su vida. Se dedicaban a una actividad y quieren empezar otra totalmente distinta. Segundo, a veces me doy cuenta, después de tantos años, que hay frases que parecen tópicos pero no lo son, se acercan mucho a la realidad. Por ejemplo “ya conozco esto, lo ví en Cuba”, y yo pensaba… va a fracasar, Cuba es Cuba, RD es RD y Santiago es Santiago.

El hombre siempre tiende a creer que lo sabe todo, en general tiene muchos prejuicios a la hora de preguntar. Y mi segundo consejo es que todos los hombres se conviertan un poco en mujeres, porque las mujeres que han pasado por mi oficina han preguntado absolutamente todo, sin complejos. Aquí cuanta más información tengas mejor, luego la utilizas a tu conveniencia. Tercero, “en el mercado de la exportación no debes vender lo que tienes si no lo que te demandan”. A veces tu producto tiene que adaptarse a las necesidades del mercado.

La idiosincrasia del dominicano es la del consumo, no piensa en el futuro, hay que adaptarse. Aquí ha habido huracanes, ha habido guerras, no piensan a medio plazo.

Nunca hay que fiarse de un negocio fácil. Tu negocio tiene que funcionar y ser rentable haciendo todas las cosas legales bien, pagando los impuestos. Hay que tener cuidado y no depender de los facilitadores o el contacto porque si tu negocio depende de ellos en el momento que desaparecen tu negocio también.

¿Qué echas de menos de España?

Pasé 15 años viviendo de forma provisional, siempre pensaba que esto terminaba que me quedaba un paso para irme. Trato de adaptarme a las peculiaridades de cada país, a las personas, a la comida... En República Dominicana me siento muy bien, me centro en las cosas positivas, que hay muchas. De hecho cuando viajo llega un momento que tengo ganas de volver aquí, a mi casa. He aprendido a no echar de menos las cosas que encuentro en mi país, como una simple naranja y a valorar el mango maravilloso que me ofrece esta tierra.

Hace un año inicié un nuevo proyecto de Consultoría y Asesoría para empresas españolas que quieran establecerse o realizar cualquier tipo de negocio en el país, y hoy ese es mi gran sueño, estoy siendo protagonista de mi proyecto Pal Internacional. Actualmente trabajamos en unos 10 proyectos de envergadura, el 80% del sector público, energía, agua, saneamiento, tecnología, además de asesorías de empresas privadas y nuevos inversores que llegan al país y francamente con muy buenos resultados.


MUY PERSONAL
¿QUÉ TE QUITA EL SUEÑO? La responsabilidad de lo que tengo que hacer.
¿UN RINCÓN EN RD? Punta Cana.
¿UN RINCÓN EN EL MUNDO? La Plaza Mayor de Madrid.
¿UN HOBBY? Cine, lectura, andar, golf.
¿CAMBIARÍAS ALGO DEL PASADO? El pasado, pasado está.
¿QUÉ ADMIRAS DEL CARÁCTER DOMINICANO? Que es afable, no pelea.

TEXTO: Esther Navas; IMÁGENES: Suresh

Etiquetas: Extranjeros en RD

ga('send', 'pageview');