BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Hoyo Hicaco, el cenote de los taínos

Hoyo Hicaco, el cenote de los taínos

Hermosos, pero llenos de misterio y magia al mismo tiempo, los cenotes son las joyas más preciadas de la zona de Punta Cana. Resguardados por el ecosistema tropical de bosque húmedo, nadar en ellos es una aventura que uno no puede perderse.

Los cenotes, se tratan de pozos naturales de agua de gran profundidad, que se alimentan de la filtración de la lluvia y del flujo de las corrientes de los ríos que nacen en el corazón de las montañas. Por eso, nadar en un cenote es hacerlo a una temperatura que no supera los 24 grados Centígrados.

Su conformación se remonta a la última Era de Hielo cuando el mar descendió y dejó la barrera de coral expuesta y que, con el paso del tiempo, se convirtió en suelo fértil para que creciera vegetación. Las lluvias se mezclaron con el dióxido de carbono de la atmósfera e hicieron erosionar la roca caliza. Así se formaron los pozos que, se convirtieron en túneles y sistemas de ríos subterráneos.

En República Dominicana el agua del mar penetra en la parte continental por la fuerza de la marea a través de la roca caliza. Ésta disuelve la roca con mayor rapidez causando derrumbes que dan lugar a cámaras inundadas.

Los taínos tenían una fuerte conexión con los cenotes ya que les servían de fuente de agua y los consideran como la entrada al mundo espiritual. De hecho se han encontrado figuras de jade y cobre, como símbolos de ofrendas.

Los cenotes pueden estar dentro de una caverna. Éstos son los más jóvenes y los más enigmáticos, ya que su espejo de agua aún se encuentra en el interior de una caverna. Los taínos los elegían como escenario para alguna de sus ceremonias y rituales. El color del agua puede variar desde el verde esmeralda hasta los azules más intensos, que sólo puede apreciarse cuando la luz del sol entra a través de las hendiduras en el techo de su bóveda. Este tipo de cenotes son ideales para las actividades de aventura, ya que algunos se ubican a varios kilómetros bajo  la tierra.

Continuar leyendo... bacana 32

TEXTO: Francis Torres; IMAGENES: Suresh y Gastón Milano

 

Etiquetas: Destinos

ga('send', 'pageview');