BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
El misterioso río de aguas rojas de República Dominicana

El misterioso río de aguas rojas de República Dominicana

Una leyenda local, de esas que hacen volar la imaginación y permiten la duda, se mantiene en la tradición oral dominicana. Se trata del Jardín del Edén. El cuento narra cómo un joven campesino caminaba sin rumbo buscando saciar su sed cuando, después de poner su ansiado requerimiento en manos de Dios y de mucho esfuerzo atravesando montañas y lugares angostos, atisbó a ver un paraje maravilloso preñado de frutas y flores, coronado por un espectacular río de aguas cristalinas. Detrás de este entorno de sueño halló también otro afluente, con la salvedad inusual de que sus aguas eran de color rojo. Al frondoso vergel le llamó Valle de Dios y al curioso río, Arroyo Colorao.

Para acceder al Valle de Dios y por tanto, al Arroyo Colorao, se tiene que llegar a la pequeña comunidad de Santana, ubicada a unos diez kilómetros del municipio de Los Cacaos, localidad rural que pertenece a la provincia de San Cristóbal, esta última, a unos 25 km de Santo Domingo tomando la Autopista 6 de Noviembre.

Un viaje de algo más de una hora desde la capital del país, en el que se pueden admirar los numerosos cafetales de la zona y deleitarse con los cafetos, los árboles de aproximadamente seis metros de altura, con hojas verdes y flores blancas, cuyo fruto, una baya roja, contienen las semillas o granos de café.

Productores locales manejan estas pequeñas y medianas parcelas, que tienen en una pequeña factoría en Los Cacaos, su centro de acopio y donde los visitantes tienen el privilegio de probar su intenso sabor y aroma único.

Para llegar al Valle de Dios desde la comunidad rural de Santana, se tiene que acceder al Parque Nacional Montaña La Humeadora. Una caminata de casi siete kilómetros, en la que se requiere de buena forma física, con pendientes empinadas y difíciles de recorrer. Por eso, el tiempo de duración del viaje variará en base a las condiciones atléticas de cada cual, aunque el promedio está entre dos y cuatros horas.

 

Continua leyendo... bacana 26

TEXTO: Elena Crespo; IMAGENES: Suresh

Etiquetas: Destinos

ga('send', 'pageview');