BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Puerto Plata

Puerto Plata, la novia del Atlántico

La novia del Atlántico, así se conoce a San Felipe de Puerto Plata uno de los lugares más famosos de las Antillas donde piratas y filibusteros practicaban el contrabando.

Jabones, vinos, harinas, telas, perfumes, clavos, zapatos, medicinas, papel, frutos secos, hierro, acero, cuchillos… eran comprados por los vecinos de esta región de lo que se conocía como isla de La Española a cambio de azúcar, cueros, cañafístola, jengibre y tabaco, principalmente.

El origen de su nombre tiene diferentes versiones. Una de ellas cuenta que cuando Cristóbal Colón llegó a República Dominicana por vez primera, bordeó la Costa del Ámbar hasta llegar a la actual bahía de Puerto Plata. En ella, el sol se reflejaba en el océano y daba la impresión que era un mar de monedas, de ahí que se le atribuyera ese nombre.

La ciudad más turística de la costa norte que, despierta en el color y en la diversión todos los domingos de febrero, cuando el Taimáscaro el personaje principal del carnaval se viste de gala para celebrar esta fiesta popular, se fundó como continuación del primer asentamiento español en América.

Para conocer la historia de Puerto Plata, hay que visitar el Fuerte San Felipe mandado construir por el monarca español Felipe II como elemento de protección marítima. La fortaleza funcionó como prisión en varias ocasiones. El padre de la patria dominicano, Juan Pablo Duarte estuvo recluido en sus celdas como preso político. A los pies del Fuerte se halla el Parque de la Puntilla, que cuenta con diferentes vías para uso peatonal y para ciclistas.

Como parte de la historia arquitectónica, las casas victorianas de finales del siglo XIX y principios del XX del centro urbano, que hoy día alojan centros culturales, residencias, comercios u oficinas, son reflejo del glorioso pasado de la ciudad. Cabe destacar el museo Gregorio Luperón que realza la figura de este héroe nacional o el Museo del Ámbar, una mansión de dos pisos que la familia Costa, coleccionistas de ámbar, adquirió a principios de los años 80, con la idea de establecer allí una tienda de antigüedades.

La catedral de San Felipe, originariamente se construyó en madera pero un incendio y un terremoto afectaron sus estructuras, por lo que tuvo que ser remozado en varias ocasiones. El último se hizo en 2008. Actualmente el templo es de estilo victoriano moderno. La Casa de Cultura, antes la Sociedad “Fe en el Porvenir”, se erigiò totalmente en madera en 1908, durante la dictadura de Ulises Heureaux “Lilís”. En el transcurso de su historia ha sido estandarte cultural por sus tertulias literarias.

El Funicular se encuentra instalado en la Loma Isabel de Torres, llamada así en honor a la reina de Castilla que patrocinó los viajes de Cristóbal Colón. Un magnífico promontorio a unos 800 metros del nivel del mar. A través de este se accede al Jardín Botánico y al Cristo Redentor, además de a una amplia variedad de establecimientos y restaurantes.

El Parque Nacional Histórico y Arqueológico de Villa de La Isabela es un conjunto compuesto por tres zonas, dónde se pueden ver los restos de la primera villa fundada por los españoles cuando llegaron a isla. Muy cerca de este espacio abierto, el poblado de El Castillo, se puede disfrutar de la artesanía local, sobre todo, de las tallas en madera preciosa procedentes del árbol del guayacán.

Ubicado frente al mar y con bancos construidos en madera está el Anfiteatro Juan Lockward, un área de casi dos mil metros cuadrados con capacidad para más de cuatro mil personas.

A Puerto Plata también se la conoce como la Costa del Ámbar, por sus importantes yacimientos minerales. De hecho, en los de Yásica se puede ver de primera mano, el proceso de extracción de esta resina prehistórica y su manipulación hasta convertirse en preciosas piezas de joyería.

Además de sus majestuosas playas e imponente vegetación, atesora edificios históricos como la fábrica de ron Brugal que elabora este producto desde 1888. En las comunidades de El Chocal se puede conocer la producción tradicional del cacao orgánico y en El Cumbí, descubrir en primera persona el lugar de origen del baile Machacó, danza folclórica de trabajo. Para aquellos que buscan tener una vivencia personal del sentir del merengue en su lugar de nacimiento, la comunidad de Rincón Caliente (en el municipio de Guananico) pueden conocer a los maestros que construyen los instrumentos musicales de este ritmo dominicano.

Los complejos acuáticos también convierten esta provincia en un referente para las excursiones de ocio y aventura. A diez kilómetros de Puerto Plata, el río Damajagua, proveniente de la cordillera septentrional, experimenta meandros con caídas de 13 metros de altura, que forman a su vez, cortinas de agua y piscinas naturales. De ahí, la aparición de los famosos 27 charcos que pueden ser transitados de diferentes formas con la ayuda de guías locales.

Conocido internacionalmente por su delfinario, el Ocean World Adventure Park, el parque de diversiones más grande de todo el Caribe se encuentra en Puerto Plata. En él, los visitantes pueden nadar en el acuario con rayas y tiburones, alimentar aves exóticas y observar las iguanas, entre otras actividades con diferentes animales. Dentro del complejo se ofrece un show nocturno llamado Bravissimo Fiesta, con presentaciones en vivo.

En la comunidad Estero Hondo, superficie lagunar alimentada por varios ríos y separada del mar por una franja arenosa, el visitante puede visitar los manatíes antillanos, uno de los más antiguos mamíferos de las tierras caribeñas que, estando en peligro de extinción, tienen alimento y protección en aguas dominicanas. De importante atractivo para el público local por su ambiente tranquilo y sus numerosas alternativas de ocio, playa Cofresí ha jugado un papel protagónico en el desarrollo turístico de la zona, desde que en los años setenta se establecieran en su costa resorts y diferentes centros de recreo.

Al noroeste de Puerto Plata se halla Cayo Arena, una de las más bellas islas de la franja norte de República Dominicana. Es muy habitual la práctica de snorkeling para admirar la fauna marina de este entorno prácticamente virgen.


CÓMO LLEGAR

Desde Santo Domingo tomar la autopista Duarte hasta Navarrete, municipio de Santiago de los Caballeros, desde la que se toma una autopista de circunvalación. Se recorre una distancia de 230 kilómetros aproximadamente, en un tiempo promedio de 3 horas 30 minutos. También las empresas de autobuses privados METRO y CARIBE TOURS dan servicio en esa ruta, todos los días de la semana con diferentes horarios. El tiempo promedio es de 4 horas.

TEXTO: Alana Fernández; IMÁGENES: Suresh

Etiquetas: Destinos

ga('send', 'pageview');