BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Montecristi

Montecristi una Provincia con Historia

Historia, arte, bellos paisajes y una gran variedad de flora y fauna es lo que ofrece Montecristi, una de las 31 provincias de la República Dominicana, ubicada en la región noroeste del país.

 

Fundada en el año 1506 por Nicolás de Ovando fue repoblada 27 años después por Juan Bolaños y sesenta familias de las Islas Canarias. En 1606, las devastaciones de Osorio (ordenadas por el rey español Felipe III para acabar con el contrabando) despoblaron la zona, que fue de nuevo habitada el 25 de abril de 1879 constituyéndose como Distrito Marino, para convertirse en provincia en el año 1907. Montecristi fue en el pasado una ciudad próspera de gran importancia en los mercados de exportación de materias primas y de importación de diferentes productos como maquinaria o telas. De hecho la capital, San Fernando de Montecristi, recibió al primer ferrocarril y tuvo el primer teléfono del país. En la actualidad, la actividad económica es escasa y se centra en el sector agropecuario (ganado caprino, ovino y vacuno y cosecha de arroz y plátano). Además, es la principal productora de sal del país. También es importante la pesca (deportiva y comercial).

Arquitectura y arte

Pero Montecristi es mucho más. Recorrer sus calles supone un auténtico viaje al pasado rodeado de casas de estilo victoriano con unas historias sorprendentes tras sus muros. Es el caso de la Villa Doña Emilia, cuya dueña era la propietaria de la Casa Jiménez, una importante casa comercial con negocios en Europa que contribuyó al progreso de la ciudad. Para la construcción de la villa (en 1895), la familia importó los materiales desde Francia. Fue declarada Monumento Nacional y hasta 1990 fue el Palacio de Justicia. El Museo de Máximo Gómez también guarda un trocito de la historia de la provincia, ya que fue allí donde se firmó el Manifiesto de Montecristi, documento que inspiró la independencia de Cuba de España y que fue rubricado entre el escritor y político cubano José Martí y el general dominicano Máximo Gómez en marzo de 1895. En la actualidad acoge importantes documentos y objetos históricos y personales de los firmantes.

La iglesia de San Fernando y el Reloj de Montecristi son otras de las visitas obligadas. Este último fue diseñado por el ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel y construido por el relojero Jean-Paul Garnier. Es el símbolo de la ciudad de San Fernando y llegó a Montecristi por vía marítima. Fue trasladado en tranvía e instalado en marzo de 1895 en el Parque Duarte. Se trata de un reloj cuadrado, de origen suizo, ubicado en una torre de hierro. Mide 29 metros y en cada una de sus caras hay una esfera. Por su parte, la iglesia tiene un campanario que rodea un altar ornamentado en caoba y posee unos vitrales de llamativos colores.

Otros atractivos

 Ubicada en la República Dominicana esta provincia no puede dejar de lado sus atractivos turísticos: estepas, humedales, playas, lagunas, además de una rica flora endémica a la que se une una gran población de especies migratorias: ballenas, delfines, manatíes, tortugas, pelícanos,… Montecristi acoge la mayor y mejor conservada barrera de arrecifes coralinos del Caribe. Además, es uno de los mejores lugares para la observación de aves, botánica y astrológica.

Mención aparte merecen El Morro, loma con forma de camello echado que ‘vigila’ el puerto y que se eleva a 242 metros sobre el nivel del mar, y la Playa de Montecristi, de arena rojiza, áspera y de fuerte oleaje que la hace aún más atractiva. Muy cerca se encuentran los Cayos Siete Hermanos, pequeños islotes del Parque Nacional de Montecristi, que ofrece un espectacular paisaje de bosque seco subtropical rodeado de manglares.

También es curioso visitar las salinas y ver cómo se elabora la sal marina. Los montecristeños siguen utilizando el mismo proceso que usaron los primeros pobladores de la provincia.

 

Tradición

En cuanto a las tradiciones, no hay que olvidar el carnaval, muy popular y simbólico. Los toros se enfrentan a los civiles en una lucha llena de color y las aclamaciones del público. Gana quien derribe al oponente. También es muy famoso el juego Roba la gallina, donde el personaje recorre las calles de la ciudad rodeado de niños. La gastronomía es muy variada destacando platos como la bandera (arroz, habichuelas y carne), sancocho, asopado de mariscos, langostas, camarones, lisas,… El plato más representativo de la provincia es el compuesto por chivo, que puede ser asado, guisado o al horno (chivo liniero), entre otras variedades. Si hablamos de bebidas destacan la batida de lechosa, el jugo de avena con limón o el ‘mabí de las inglesitas’. Montecristi, toda una provincia por descubrir que aúna historia, tradición y recursos naturales de gran valor.

TEXTO: Geizel Torres; IMÁGENES: Suresh

Etiquetas: Destinos

ga('send', 'pageview');