BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Playa Esmeralda

Playa Esmeralda, un paraiso secreto

Una playa de arena blanca, aguas cristalinas y palmeras. Esta imagen es la que evocamos cuando queremos relajarnos y olvidarnos del estrés diario. Una estampa que se repite en las numerosas playas que existen en la República Dominicana, pero que es diferente en cada una de ellas.

La isla es un paraíso terrenal cuya belleza no tiene comparación. Mar y montaña hacen del país un lugar idóneo para desconectar y uno de los mejores sitios para hacerlo es Playa Esmeralda.

Se trata de una zona virgen que muy pocos dominicanos conocen, lo que aumenta su encanto. Situada en la costa este del país es un área muy rica en vegetación, por lo que el contraste del verde de las palmeras con las diferentes tonalidades de azul de sus aguas es espectacular. Un juego de colores que incrementa, aún más si cabe, el atractivo de la zona.

DESCONEXIÓN

Al tratarse de una playa poco conocida la posibilidad de desconectar es mucho mayor. No es difícil imaginarse en ella tumbados al sol o bajo las palmeras esperando para darnos un chapuzón en sus aguas transparentes. Una imagen de película que aquí es una realidad.

El sonido del mar, con sus aguas tranquilas y el romper de las olas, es otro de los atractivos de Playa Esmeralda, un lugar que enamora a todo aquel que lo conoce. La sensación que se logra al pisar su blanca y fina arena es la de bienestar y tranquilidad. Parece que el tiempo se detiene y que nada más importa. Lo real es la playa y, por un momento, las vicisitudes diarias desaparecen. En Playa Esmeralda se respira paz, algo que se consigue en muy pocos sitios del mundo y un sentimiento muy valorado en los tiempos actuales.

CÓMO LLEGAR

Para poder llegar a este paraíso hay que ir primero a Miches, un pequeño pueblo pesquero, de la provincia de El Seibo, al sur de la península de Samaná, que también tiene su encanto. No es difícil ver a los pescadores lanzar las redes al mar en un espectáculo visual impresionante. Desde allí aún queda un camino complicado que merece la pena recorrer porque el esfuerzo se ve recompensado por la espectacularidad del sitio.

Las puestas de sol son otra de las citas ineludibles en este rincón de la isla. No hay nada más romántico y bello que contemplar cómo el astro se oculta tras el mar, cuyas aguas tranquilas se tiñen de un color anaranjado.

‘DE OTRO MUNDO’

Las personas que conocen Playa Esmeralda coinciden al definirla como “un lugar maravilloso, de otro mundo, que enamora nada más verla”, un rincón que a pesar de estar en una isla famosa por sus playas es diferente a todas las demás.

Kilómetros de playa virgen con un clima cálido. Una isla que invita a la desconexión y al relax. Un lugar que es considerado una de las mejores playas del país, un tesoro, Playa Esmeralda, al que no hay que renunciar.

Sin duda, Playa Esmeralda es uno de los secretos mejor guardados de la República Dominicana.

TEXTO: Marta Marcos IMÁGENES: Esther Navas

Etiquetas: Destinos

ga('send', 'pageview');