BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Isla Catalina

Isla Catalina, la otra isla del encanto

Isla Catalina se ha convertido en un paraíso que encierra lo mejor del país en apenas 9.6 kilómetros cuadrados.

No hay paisaje más parecido al de las postales dominicanas que lo que encontrará en este destino: aguas cristalinas, arena blanca, fauna marina y terrestre, en fin todo lo que ofrece nuestro país, en un territorio situado frente a las costas de La Romana.

Llegar hasta Isla Catalina tampoco es muy complicado. Las embarcaciones salen de la marina de La Romana antes de las 9:00 a.m. los fines de semana.

Lo bueno es que, la mayoría de los viajes incluye el transporte, las bebidas y el almuerzo buffet en la isla. El precio puede estar entre los RD$2000 y RD$2500 por persona, dependiendo del tipo de embarcación.

El recorrido tarda unos 20 minutos y muchas embarcaciones eligen una ruta donde van bordeando la costa de Isla Catalina antes de llegar al muelle. Estas áreas están protegidas, pero las cristalinas aguas turquesas ofrecen un espectáculo digno de admirar. Con un poco de suerte pueden verse a simple vista coloridos arrecifes de coral y pececillos de colores.

Una vez en la isla, los visitantes son acomodados en sillas de playa, además de disfrutar del mar, se puede alquilar (o llevar los propios) snorkel y hacer un pequeño recorrido. También hay grupos que equipados con un flotador nadan a unos 100 metros de la costa para observar peces, mantarrayas y con mucha suerte hasta caballitos de mar.

Para los buzos, la isla tiene un gran atractivo. Existen varios puntos que pueden ser visitados desde los novatos hasta los más expertos. Uno de los más famosos es “El acuario” un buceo placentero donde la langosta, las mantarrayas amarillas y morenas son parte de la atracción. Como está entre los cuatro y 10 metros de profundidad la visibilidad es muy buena y seguro será una experiencia muy tranquila y relajante para los más novatos.

El otro punto de buceo se llama “La pared”, es una impresionante caída que se extiende hasta el mar Caribe. Habitada por los corales y peces vibrantes, es una visita obligada para buceo y snorkel por igual.

Por el contrario, si es de los que prefiere una estadía tranquila y relajante este también es el sitio ideal. Puede descansar a la orilla del mar bajo la sombra de una palma y la brisa que sopla por la isla, darse un masaje, caminar por un pequeño mercado de artesanías o caminar por los senderos habilitados para tener las fotos más impresionantes del la isla.

El almuerzo que incluyen la mayoría de los tours consiste en una parrillada dominicana. Pollo, chuleta o mariscos (ofrecen langosta cuando no está en veda) son parte del menú, además del típico arroz con habichuelas y una barra de frutas frescas como postre. Las bebidas (gaseosas, agua o cervezas) están incluidas.

La mayoría de las embarcaciones regresan después de las 3:00 p.m. pero si puede esperar un poco más, no se pierda el atardecer desde lo alto de la cima, recuerde que este lado de la isla es uno de los pocos donde se puede ver el ocaso del sol en el mar, un espectáculo que vale la pena presenciar.

No está de más que junto al bronceador lleve también repelente para los mosquitos. También puede llevar ropa para cambiarse ya que hay duchas y vestidores. Sin duda alguna, al final del día se dará cuenta de que estuvo en uno de los paraísos de nuestro país.


CÓMO LLEGAR

  • Desde Punta Cana

Tome la autovía del Coral y luego de 70 kilómetros desvíese a mano derecha para tomar la entrada a La Romana por la carretera vieja que lo llevará directo al muelle de La Romana.

  • Desde Santo Domingo

Tome la avenida 27 de febrero y la autopista Las Américas hasta el aeropuerto. La misma autopista cambia su nombre a Autovía del Este. Siga hasta el pueblo de La Romana, el recorrido tarda unos 90 minutos.

TEXTO: Geizel Torres IMÁGENES: Suresh

Etiquetas: Destinos

ga('send', 'pageview');