BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
BACANA MAGAZINE Meliá Caribe Tropical
Bikram Hot Yoga

Bikram Hot Yoga, el calor del cuerpo que da la salud

Como mayor órgano del cuerpo capaz de eliminar toxinas perjudiciales para nuestra salud, la piel cumple un rol excepcional. Por ello el Bikram Hot no sólo trabaja los músculos sino que alcanza su impacto en tejidos, órganos y glándulas hormonales.

Lo conocen como el yoga con calor porque combina las posiciones tradicionales de esta práctica oriental con temperaturas de 40-42ºC. El Bikram Hot que así se llama, permite calentar los músculos para poder trabajar más en profundidad en un periodo más corto de tiempo. Por qué. Muy fácil. Porque el calor elimina el trauma del estiramiento, aumenta nuestra flexibilidad y, sobre todo, cura y previene las lesiones.

Como mayor órgano del cuerpo capaz de eliminar toxinas perjudiciales para nuestra salud, la piel cumple un rol excepcional. Por ello, el Bikram Hot no sólo trabaja los músculos sino que alcanza su impacto en tejidos, órganos y glándulas hormonales. A medida que se desecha la toxicidad el organismo recupera su vigor y firmeza. Todo ello, en un proceso en que se incluye enfocar la mente y controlar la respiración, es decir, el control del cuerpo, y el espíritu.

Normalmente las sesiones de Bikram Hot duran noventa minutos, tiempo en el que se mejoran la fuerza física, la flexibilidad y el equilibrio al mismo tiempo que se incrementa la claridad mental y la concentración.

En cada sesión se pueden practicar veintiséis posturas incluyendo varios ejercicios de respiración.

Así como cuando el cuerpo sube la temperatura para combatir una infección, la alta temperatura en el salón de práctica de Bikram Hot ayuda al funcionamiento de las células-T y del sistema inmunológico. Además, las funciones del sistema nervioso aumentan y los mensajes hacia y desde el cerebro se mandan eficientemente. El metabolismo en el sistema digestivo se sistematiza y los nutrientes se asimilan con mayor facilidad.

El Bikram es seguro siempre y cuando se mantenga un nivel de hidratación óptimo. El espacio donde se desarrolla esta práctica tiene que alcanzar un 40% de humedad, porcentaje ideal para calentar los músculos, poder trabajar más en profundidad y así ayudar a nuestro cuerpo a quemar la grasa más eficazmente, redistribuyéndola sobre la estructura muscular.

Para la práctica de este deporte los expertos recomiendan llevar ropa suelta que favorezca la transpiración. De igual manera, sugieren no comer nada las 2 ó 3 horas previas ya que las diferentes posturas que se realizan comprimen los órganos internos de la cavidad abdominal y puede ser muy desagradable hacer la clase con el estómago lleno.

El Bikram es un técnica inspirada por Bikram Choudhury que aprendió las posturas de Hatha Yoga en su India natal convirtiéndose en el vencedor más joven de los Campeonatos Nacionales. Con 17 años, y convertido en halterófilo de alto nivel, sufrió una lesión de rodilla muy grave. Según los médicos esa dolencia le impediría la práctica de cualquier actividad física de por vida. Su rechazo a aceptar ese diagnóstico como bueno, basándose en la experiencia adquirida durante su infancia, le motivó a regresar a Calcuta para demostrar que el yoga regeneraba los tejidos y curaba enfermedades crónicas, al combinar medicina oriental y occidental.

Según las palabras de Bikram nunca es demasiado tarde, nunca se es demasiado viejo, nunca es demasiado malo o nunca se está demasiado enfermo para hacer este yoga y empezar de cero. Por eso, la práctica de esta actividad es un reto, no importa cuál sea la forma física. Un deporte que trabaja de igual modo para el alumno principiante como para el avanzado.

TEXTO/TEXT: Elena Crespo; IMÁGENES/IMAGES: Archivo

Etiquetas: Deportes

ga('send', 'pageview');