BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Microblanding

Microblanding, la tendencia del momento

El origen de esta práctica que se ha convertido en tendencia entre las celebrities de todo el mundo, proviene de Japón y China, con el llamado 'tébori', que significa tatuaje a mano.

Algo que vienen realizando estos países asiáticos desde hace tres siglos implantando el pigmento o la tinta en la epidermis, la capa más superficial de la piel. En Estados Unidos, este método se ha hecho muy popular a partir del 2015, y un año después en Europa, donde la mayoría de los profesionales que lo realizan han desarrollado nuevas técnicas como el "3D Eyebrows", con el que a través de un lápiz y una aguja especial y depositando pigmento en la epidermis, se dibujan trazos individuales uno a uno que logran un efecto 3D.

Está técnica es más superficial que la micropigmentación y crea un aspecto de ceja muy natural. En Asia ahora mismo está muy de moda el "6D Eyebrow" con microagujas que están agrupadas y encajadas en una pluma, lo que permite hacer una línea más precisa trabajando pelo a pelo.

Gracias a este proceso estético la mujer no necesita maquillarse esta área, la mirada se nota más levantada y el rostro rejuvenecido, porque la forma que se le da a las cejas va de acuerdo a la cara. Por ello, es muy recomendado para aquellas mujeres que sufren escasez de pelo en las cejas y pérdida de espesor, ya bien por el exceso o malas prácticas en la depilación, por el paso del tiempo o porque simplemente deseen aumentar la densidad, oscurecer o retocar las mismas, de la manera más natural. “Se trazan pelitos manualmente para darle una forma natural a las cejas y lograr un efecto real”, explica Anyelis Cedano, especialista en micropigmentación.

Como recomendaciones, antes de realizar un microblading es preferible no consumir alcohol ni aspirina ya que favorecen el sangrado. Después del proceso, se pueden producir efectos leves como dolor, hinchazón y pequeños hematomas en la zona de aplicación. Los especialistas recomiendan no tener contacto en las cejas con el agua o cualquier líquido durante siete días, y desinfectar el área con un poco de líquido desinfectante de dos a cuatro veces al día. La técnica dura entre 6 y 18 meses después de realizada. Hay quienes le dan dos años. Para un buen mantenimiento se recomiendan retoques al menos una vez al año y no exponerse al sol. Toda persona con buena salud, excepto las embarazadas, puede someterse a este proceso que dura alrededor de dos horas para aplicarse y cuyo precio ronda entre los 200 y 300 dólares.

De acuerdo con Anyelis Cedano, especialista en micropigmentación, este tratamiento semipermanente está contraindicado para las personas con problemas de diabetes o de la tiroides, ya que el efecto de la pigmentación se iría con facilidad. Enfermos renales, con hepatitis o VIH tampoco son candidatos para este método. Las personas alérgicas a los pigmentos no deben bajo ninguna razón someterse a esta técnica. Tampoco es recomendable hacerla cuando la zona a pigmentar presenta verrugas, manchas o lesiones cutáneas, o si el paciente padece alguna enfermedad de la piel como psoriasis o urticaria.

TEXTO: Elena Crespo. IMÁGENES: Archivo

Etiquetas: Belleza

ga('send', 'pageview');