BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Treehouse Village

Treehouse Village, cabañas de madera en valle tropical

La oferta hotelera en la República Dominicana está fuertemente establecida, sobre todo en las costas, pero existen otros destinos interesantes que pueden marcarte para siempre. No andaré más por las ramas, hablamos del Treehouse Village.

Se trata de un conjunto de cabañas de madera y cana, muy acogedoras que se encuentran dispersas en un precioso valle tropical. Hay disponibles unas 20 habitaciones, cubiertas, pero sin paredes, solo unas balconadas adornadas con bellas cortinas combinando el color marrón y naranja. Se accede por unas escaleras de madera, o por unas rampas por las laderas del valle. Muy bien pensado.

La llegada

La aventura comienza bastante antes de llegar. Tienes que ubicarte en Santa Bárbara de Samaná, y localizar un cartel que indica “El Valle”, yendo hacia Las Galeras, pero al principio de esa carretera. El asfalto desaparece de las ruedas bien pronto, hay buena pista de caliche, pero luego comprobarás que es un acierto haber elegido un 4x4 para viajar (muy recomendable). Tras el bello entorno del embalse se encuentra una bajada pedregosa, y abajo a la derecha un parking señalizado.

Pero aún sigue la aventura. Hay que caminar por el cauce del río unos minutos, sin más referencia que la jungla, que se va espesando. Saltar por algunas piedras para salvar un pequeño cauce y cruzar un puente colgante de cuerdas y maderas.

Recepción

Ya tienes un pie en Dominican Treehouse Village, pero solo ves un edificio, grande, solemne, acogedor. Alberga la barra del bar que hace las veces de recepción. Un amable empleado procede con la inscripción, luego un refresco de bienvenida y poco a poco te vas haciendo al lugar. Desde este punto central, surgen varias pasarelas elevadas sobre el nivel del suelo, que se abran paso por la jungla, si te asomas un poco al exterior la primera pregunta es ¿dónde están las casas? Solo ves la selva, pero si te fijas, entre los árboles, se aprecian los tejados, luego se van dibujando entre lianas, ramas y hojas carnosas, las escaleras de acceso, los postes de sujeción y otras estructuras.

Sorprendentemente, por lo rústico del lugar, a la hora de la cena, las viandas ofrecidas fueron de primera calidad y sabroso gusto, y una buena atención. La noche permite acudir a una fogata de gran dimensión situada entre una pérgola de madera de la que cuelgan unas cadenas que sujetan unos bancos para balancearse, casi sobre el fuego.

Las estrellas serán tu techo y las aves ocultas en el follaje, tu despertador matinal.

En dominicantreehousevillage.com puedes informarte y reservar, vale la pena pasar, aunque sea, una noche como Tarzán, Jane o Chita. Alrededor de 100 $ noche y cabaña.

TEXTO: Nacho Mahou IMÁGENES: Nacho Mahou / Ruth Boguña

Etiquetas: Aventura

ga('send', 'pageview');