BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
BACANA MAGAZINE hotel occidental punta cana
Juan Pablo Duarte

Museo de Cera, Juan Pablo Duarte

Uno de los próceres de República Dominicana. Como parte del desarrollo de la primera urbe del Nuevo Mundo, con la confluencia de técnicas europeas y artistas locales, la vivienda tradicional de la ciudad se inspiró en el modelo español.

Casas que ocupaban cuadras completas y construidas en torno a tres patios interiores.

La casa de la familia Duarte es ejemplo de este tipo de arquitectura. De estructura robusta, la vivienda, erigida alrededor de los años 1760, en la calle Isabel La Católica, número 308, en la Ciudad Colonial, sorprende al visitante con un atractivo enfoque novedoso. Ahora, además de recorrer sus dependencias, puede detenerse a contemplar a sus figuras en cera.

Decía el escritor Julio Cortázar: “pienso en los gestos olvidados, en los múltiples ademanes y palabras de los abuelos, poco a poco perdidos, no heredados, caídos unos tras otros del árbol del tiempo”. Durante seis meses, un equipo técnico de 100 personas a cargo de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, conformado por artistas especializados en el proceso de elaboración de estas obras, expertos en el modelado del rostro y del cuerpo humano, ha hecho posible, tras 140 años de la muerte de Juan Pablo Duarte, conocer a sus padres, Juan José Duarte y Manuela Díez, y a sus hermanos Rosa, Francisca, Filomena, Sandalia, Vicente y Manuel.

Un recorrido por la historia de República Dominicana a partir del realismo de las figuras de cera, recreando momentos de especial relevancia en la historia de Juan Pablo que, nacido en Santo Domingo el 26 de enero de 1813, pese a no ser el primogénito, logró convertirse en el personaje principal de la familia; siendo apoyado por sus progenitores y hermanos, en todas sus actividades patrióticas y políticas. Incluso en los momentos más difíciles como cuando el terrateniente Pedro Santana, quien consideraba inviables las ideas independentistas de Duarte, les expulsó del país.

Con apariencia hierática e inerte, más de 80 figuras en tamaño real, recrean las situaciones más trascendentales de las diferentes etapas del fundador de República Dominicana.

Manos criollas han ilustrado desde su bautismo, en la iglesia Santa Bárbara, ubicada en la calle Isabel La Católica; sus enseñanzas como maestro en la Escuela Atarazana; el Juramento de los Trinitarios; su oposición al protectorado francés; su destierro por cuestiones políticas y sus veinte años de exilio en Venezuela; su reunión con Espaillat en Santiago de los Caballeros; hasta su muerte como precursor de la Independencia Nacional en Caracas.

Obras de cera que conmueven al visitante como la escena en que Juan Pablo a la edad de 16 años se halla en el buque que lo llevaría a Europa, mientras mantiene una discusión con el capitán del barco, en presencia de su tutor Pablo Pujol, en la que manifiesta la necesidad de tener una nación independiente. El museo alberga también una sala museográfica en la que se exhiben 13 dioramas didácticos y más de 60 cuadros alusivos al proceso independentista. En su auditorio con capacidad para 200 personas se realizan conferencias. En el exterior, un exuberante jardín muestra diferentes altorrelieves que evocan la independencia de República Dominicana. Escultura en cera y arte que nos invitan a vivir una experiencia cultural diferente en la ciudad de Santo Domingo.

TEXTO: Alana Fernández; IMÁGENES: Archivo.

Etiquetas: Actualidad

ga('send', 'pageview');